Encaminan nuevo proyecto ecoturístico en la Reserva Natural Las Cabachuelas, en Morovis

Encaminan nuevo proyecto ecoturístico en la Reserva Natural Las Cabachuelas, en Morovis

2018-05-10T09:47:01-04:00 March 20th, 2018|Comunicados de Prensa|

El nuevo proyecto ecoturístico y comunitario de la Reserva Natural Las Cabachuelas obtuvo una certificación internacional de interpretación ambiental para sus guías, equipo de seguridad a usarse durante sus recorridos y el desarrollo del componente educativo.

Carlos Figueroa Robles, coordinador del Proyecto Las Cabachuelas del Centro Cultural de Morovis Diógenes Colón Gómez, explicó que cuatro integrantes lograron la certificación de la Asociación Nacional para la Interpretación (NAI, por sus siglas en inglés) mediante becas de la Oficina del Bosque Modelo de Puerto Rico (OBMPR).

La organización Harimau Conservation donó el equipo de seguridad bajo su iniciativa de recuperación “Rayo de Luna” y colaboró con el componente educativo del proyecto que procura establecer múltiples empresas comunitarias en Las Cabachuelas, un sistema que cuenta con unas 60 cuevas naturales.

“Estas iniciativas nos permiten fortalecer el proyecto ecoturístico que estamos gestando y que se convertirá en una cooperativa comunitaria para crear nuevos empleos, desarrollar investigaciones científicas y mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo”, expresó Figueroa Robles.

El proyecto ecoturístico es desarrollado también por el apoyo de la División de Turismo Sostenible de la Compañía de Turismo de Puerto Rico y Americorps.

La directora ejecutiva de la OBMPR, Laura B. Arroyo, indicó “la certificación de los cuatro becados como intérpretes ambientales garantiza una experiencia más completa en el recorrido de los visitantes para que puedan conocer los aspectos naturales y culturales. Este sistema natural y su proyecto ecoturístico son parte de la huella del Bosque Modelo, que combina esfuerzos comunes de desarrollo sustentable en un extenso paisaje, donde coexisten distintos usos, actividades y valores de la tierra”.

“En el Centro Cultural Moroveño nació el Proyecto Gestor Cultural, cuyo fin es ofrecerle a los jóvenes experiencias para conocer y apreciar lo mejor de nuestro pueblo. Cuando Bosque Modelo ofrece las becas para certificar intérpretes nos abrió las puertas para empoderarnos y ofrecer mejor el recorrido. Más tarde, la Oficina de Turismo Sostenible identifica el proyecto como uno con posibilidades de desarrollo económico y, junto a Americorps, dan el apoyo para que el proyecto cuente con un coordinador. Esta oportunidad ha sido significativa porque se está desarrollando un nuevo proyecto llamado Cabachuelas, que nace de un interés comunitario y que es cónsono con nuestra misión de promover y preservar la historia, la cultura y el ambiente. Cabachuelas es una experiencia para disfrutar y aprender”, señaló Indira Medina Córdova, presidenta de la Junta de Directores del Centro Cultural de Morovis.

“A través de esta iniciativa buscamos proveer herramientas que fomenten y apoyen movimientos de autogestión como lo es el Proyecto de Cabachuelas que lidera Carlos. El equipo de seguridad que obtuvimos de Acampa, una empresa local, le permite al proyecto seguir adelante e impactar a la comunidad”, afirmó el director ejecutivo de Harimau Conservation, Joaquín Alonso.

En tanto, Figueroa Robles indicó que las visitas a Las Cabachuelas ya comenzaron de forma limitada principalmente para escuelas y universidades. Pero, cuando se establezca la cooperativa a mediados de año se podrán hacer hasta dos recorridos diarios. Afirmó que esos recorridos pueden diseñarse de acuerdo a las necesidades de los visitantes.

Cada recorrido tiene una duración de entre tres y cuatro horas por cuatro cuevas que tienen petroglifos, pictografías, y además, se puede observar especies endémicas de plantas y aves, cuentan con un riachuelo y un paisaje enmarcado a los mogotes de roca caliza.

“Es bien terapétutico caminar por allí, los aromas, la brisa, el canto de los pájaros te da una sensación de alivio dentro de la reserva”, sostuvo el portavoz.

La reserva natural ubica entre las comunidades Las Lajas, del barrio Torrecillas y el sector Riachuelo, de Barahona.

Figueroa Robles detalló que los jóvenes moroveños, aunque cuentan con excelentes escuelas, tienen la visión de salir del pueblo por la falta de oportunidades. Dos de las comunidades más cercanas a la reserva están en zonas aisladas con altos índices de pobreza. “Estamos buscando a largo plazo establecer esta cooperativa (a mediados de año) para que esos jóvenes puedan trabajar en Morovis de forma justa y que las personas de la comunidad puedan proveer la oferta gastronómica, el alojamiento y la transportación a los visitantes”, explicó Figueroa Robles.

Las personas interesadas en obtener más información o asistir a las visitas guiadas pueden acceder la cuenta: https://www.facebook.com/CentroCulturalDeMorovis